Mi pasión por la peluquería me empezó cuando era muy pequeña, veía a mi abuela, que era peluquera, atender a sus clientas y me quedaba horas embobada viéndola trabajar. Más tarde,  cuando fui mas mayor, intentaba experimentar con la coloración (en mi pelo), peinaba a mis amigas, a mi familia, e incluso intentaba cortar algún pelo(aunque pocos me dejaban). Mas tarde cuando acabe de hacer bachiller decidí apuntarme a una academia y convertir mi pasión en profesión.

Con los Salones CV me topé porque, lo conocía por amigos, que iban de clientes y me hablaban sobre Carlos y su equipo, y su vertiente artística con las colecciones. Más adelante, y gracias a la academia y a Carlos conseguí una oportunidad de realizar formación dual en los salones, y desde entonces no me he movido de aquí.

Dentro del equipo artístico me metí desde el primer momento cuando comencé la formación en los salones. Carlos estaba preparando una colección de vanguardia y preguntó en el equipo quien se apuntaba para echarle una mano, y ya que a mí todo lo artístico me gusta quise probar,¡ y no me arrepiento para nada! Dos años después, he podido presentar mi propia colección e ideas a unos premios como son los Fígaro, y con la ayuda de mis compañeros estoy nominada… ¡¡¡Todavía no me lo creo!!!!

Tendencias 2018

Para ellas  estoy viendo como ganan los pelos cortos, medias melenas despuntadas y cortes más asimétricos que en temporadas anteriores. Aunque si he de quedarme con una tendencia para este año, sin duda, elijo los flequillos abiertos y despuntados. Para los chicos, siguen pidiéndose mucho los lados difuminados y muy marcados aunque, conforme pasan los meses, ellos también están buscando tendencias nuevas y se atreven con nuevas texturas, longitudes y efectos, como los looks algo más despeinados.

Respecto a coloración, me encanta que este año estén pegando fuerte los colores de fantasía, creo que hacía falta desde hace tiempo añadir más colores a la paleta. Para las más conservadoras, yo apostaría por mezclar los rubios con otros tonos como los caramelo, por ejemplo, o los marrones, buscando el efecto bronde.

Para este 2018 me había marcado un propósito que era poder preparar un trabajo artístico en condiciones y a la altura de la marca, 7 meses después mi nombre va a estar en la pasarela de los Fígaro. Todavía faltan unos meses, pero tengo el corazón en un puño.