Dos cortes y un color

Ahí van unas ideas -en esta ocasión para ellas- que ayuden a decidir un "cambio" en estas fechas:

SWAG "...el peinado de la temporada"

Corte desenfadado y de estilo casual, que permite lucir melenas con un aire despeinado pero muy bien cuidado.

La longitud del cabello puede ir desde la nuca hasta el pecho, con capas muy suaves sin llegar a perder densidad en las puntas, proporcionando así un peinado con ondas naturales y con mucho movimiento. Una de las principales claves de este estilo es el flequillo, tupido y revuelto hasta las cejas, peinado hacia delante o abierto hacia los lados. Los colores desgastados son ideales para completar ese look desaliñado pero cuidado. Muchas famosas ya lucían ese peinado antes de que se acuñara siquiera el término. Alexa Chung es una de las abanderadas.

 

 

 

 

PIXIE "...uno de mis preferidos"

En realidad no es una tendencia nueva, sino más bien de una versión de uno de los cortes más famosos ya desde los años sesenta, y que Mia Farrow lució con encanto en su momento. Consiste en pelos muy cortos, casi masculinos, más cortos en las zonas de las patillas y las nucas y más largo en la zona frontal. Esto permite adaptar el cabello a cada tipo de rostro porque, al contrario de lo que muchas piensan, el peinado corto no solo favorece a rostros pequeños o fracciones suaves.
La clave es el peinado, y la longitud de la parte frontal permite adaptarlo a cada estilo, desde peinados con tupé, con flequillos a un lado, con flequillos cortos y marcados... ¡las posibilidades son tantas como estilos!.
Para este estilo recomiendo técnicas de color en bloque o uniforme, eligiendo tonalidades que se adapten a cada tipo de piel o de rostro.

 

 

 

 

BRONDE "... hablamos del color"

sarabrondeEste nombre surge exactamente al mezclar un marrón (brown) y un rubio (blonde), se trata de obtener castaños muy claros o rubios muy oscuros. Y es que esta nueva tonalidad del cabello hace dudar a todos a la hora de catalogar su color. ¿es rubio?, ¿es castaño? A partir de ahora es bronde y busca siempre la naturalidad del cabello, como si el castaño se hubiera aclarado o el rubio se hubiera oscurecido.

Resulta ser una estupenda opción para aquellas rubias que no desean dejar de serlo, pero quieren huir de rubios antinaturales, así como para aquellas castañas que quieren un cambio pero no demasiado drástico, sin llegar al rubio platino. En cualquier caso, la tendencia siempre puede personalizarse a cada estilo y en función de la tonalidad de la que partimos,  ¿Y por qué no, con reflejos pelirrojos?.